Allá por finales de los 90, raro era el día en el que no se anunciaba la salida de un alto ejecutivo de compañías asentadas, para liderar una start-up.
De cara a “levantar” unos cuantos milloncejos, nada como un equipo directivo con un buen CV.
Sin ir mas lejos, recuerdo cuando una de las start-ups para la que trabajé contrató al que era CEO de Black&Decker.
Un tipo con una experiencia bestial, contrastada, con unos números impresionantes.
Era increíble, y muchos nos preguntábamos como podían dejar una carrera así y lanzarse a trabajar con un grupo de geeks, en unas oficinas ultramodernas, con sillas de 600$ , billar, flippers y M&M´s gratis.
Sin duda, el sueldo era el factor fundamental.
En el caso anterior, hubo un bonus de 2 millones de dolares por el “fichaje”, mas un sueldo que duplicaba al que tenia en su empresa de toda la vida.
Eso sin contar las famosas stock-options.Que podrían suponer varios millones mas si todo iba bien.
La vida resuelta.Si todo iba bien, claro.
Aun recuerdo como la gente empezó a comprar casas, avalando con esas stock-options.Los bancos daban el prestamos sobre papel mojado.
Al final, que pasó ? Pues que el que jugo con esas opciones, cuando la empresa quebró, no tuvo mas remedio que vender la casa, para cancelar la hipoteca.
Eso si, fue bonito mientras duró.Chavales de 25 años, con casas de 2 millones…

Y a que viene todo esto, diréis?

Pues porque leo en el blog de Malik una noticia al respecto, de 2 senior executives que han dejado sus respectivos puestos en Juniper Networks y Yahoo, para irse uno de ellos a una start-up desconocida, y el otro a Automattic, la nueva empresa de Matt Mullenweg, el creador de WordPress.

Esta frase es la que se me ha quedado grabada:

Start-ups are once again cool, enough for senior executives to leave the safe confines of large companies to take a flier on tiny tots

Y aunque ya se que soy un pesado, estos solo hace que me reafirme en mis pensamientos, de que la burbuja se hace cada día un poquito mas grande…