Muy buena la analogía que hace Steve Rubel en este post.

Hablando sobre la importancia que tiene el no focalizar sólo en la blogosfera para el seguimiento de información que se genera sobre una empresa, y la recomendación, basada en este otro articulo, de monitorizar Youtube, buscando anuncios generados por los mismos usuarios, resaltaría esta frase, que me parece clave:

Focus on the universe, not just one galaxy/center of gravity.

O lo que en cristiano vendría a ser, fijate en el universo, y no solamente en una galaxia.
Monitoriza Internet en toda su magnitud, y no solo la blogosfera.

A partir de ahí se abre la discusión casi siempre polémica, sobre si es bueno que las empresas hagan un filtrado de determinados sitios, como parece que pasa con Youtube y similares, lo cual crea cierta ceguera a la realidad.Eso en otro post.

Un poco en relación a esto, se generó hace unos dias una interesante discusión(con trolls invitados, claro) en los comentarios de este post de Ricardo Galli.
Todo empezó porque un ejecutivo (que supongo principalmente de ventas) de Microsoft no conocía el meneame, slashdot, barrapunto o digg.
Ricardo venia a decir que por ese detalle, vivía en un mundo distinto al “nuestro”, y mas adelante en la discusión, ante mi comentario, tachando en cierta manera de elitista la blogosfera, se respondía que no se trata de elitismo, si no de tener un mínimo de cultura.

Yo me reafirmo, y creo que el que alguien, la grandísima mayoría del mundo mundial, no conozca Digg o cualquier otro sitio de los que manejamos los bloggers, no indica para nada falta de cultura.Ni la mas mínima.Sobre todo si partimos de la base de que somos todos profundamente incultos.

Tengo montones de amigos, que trabajan en el sector tecnológico(programadores, ingenieros, comerciales, consultores), y que me miran con cara de alucinados( peor aún es la cara que pone tu suegra, tu cuñado que es de letras, o tu mujer cuando les intentas contar alguna de estas peliculas nuestras), cuando les intento hablar sobre Fon, del.icio.us o Technorati.
Y no creo que vivan en otro mundo.Al contrario.

Al final, la pregunta que me surje es, ¿No será que los que vivimos en otro mundo somos nosotros ?
¿No será que no es tan importante conocer todas estas cosas “blogeriles” y “webdoscericas” tan divertidas e interesantes, pero no indispensables ?
¿Hay vida mas allá de la blogosfera?

Yo creo que si, y mas de la que creemos, aunque no nos demos cuenta.