De unos años a esta parte, y debido al espectacular crecimiento de los precios en el sector inmobiliario, las agencias inmobiliarias (hay unas cuantas decenas de nombres alternativos para indicar lo mismo) crecen como setas.
El año pasado había en España cerca de 150.000 registradas, según el INE.
O sea, que salen a unos 290 habitantes por cada inmobiliaria.Lo cual, teniendo en cuenta que un bajo porcentaje de la población busca comprar, vender o alquilar un inmueble, da unas media de posibles clientes que roza el desastre y de ahí que igual de rapido que abren, cierran otras tantas.

No es raro ver titulares como este en los periódicos:

El auge de la construcción dobla en sólo dos años el número de inmobiliarias en XXXXX

Es un negocio con una nula barrera de entrada, y con unos requisitos bajos.Hasta hace poco tiempo era necesario ser API, pero ahora creo que ni eso.Por lo tanto cualquiera, sin ningún tipo de formación al respecto puede abrir una inmobiliaria y empezar a trabajar.
Y luego está la explicación que te da cualquiera que se monta una inmobiliaria:

Es que con que vendamos un piso al mes ganamos dinero

Eso es cierto, al precio de los pisos, si consigues cerrar una operación de 600.000€ (precios mas o menos normal de un piso de 100 m2 en Madrid) el 2% de comisión sobra para cubrir los gastos de un par de meses de una oficina con 2-3 personas.

Se ha convertido en una alternativa a montar un bar, que hasta ahora era la opción líder entre la gente con poca formación o con ganas de establecerse por su cuenta sin demasiado riesgo.

Esto hace que haya una competencia brutal entre las inmobiliarias y que por lo tanto también abunden las malas formas y engaños con tal de conseguir viviendas y clientes.

No es raro ver pisos en venta con 3-4 carteles de diferentes inmobiliarias.
También abundan los falsos anuncios, simulando ser particulares que venden o compran un piso, por no hablar de las tasaciones que hacen muchos “profesionales”, con el único ánimo de vender rápido un piso y quedarse con la comisión.

Al respecto de este tema recomiendo un capitulo de el libro Freakonomics, que prueba con cifras y datos ese aspecto.

Lo mejor sin duda son los anuncios donde indican tiempos o distancias:

Si te dicen que el apartamento esta a 200m de la playa, calcula el triple, y no te quedaras corto.
Donde pone “a 30 minutos de xxxxxx” quiere decir como mínimo a 1 hora, en el mejor de los casos.
Si anuncian un “piso coqueto” o “con muchas posibilidades”, espérate lo peor.
Por “económico” en los tiempos en los que estamos se entiende un 5º sin ascensor, en finca de 80 años para derribar.Y por eso no menos de 100.000€

Eso por no hablar de ir a comprar una vivienda de precio tasado de 240.00€ y que en la inmobiliaria te pidan 360.000 euros (si, 60 milloncejos de nada) en dinero negro, así como si nada.

La palabra “chalet” se usa con una alegría inusitada… a cualquier construcción medianamente sólida en medio de la nada se le llama así.A una balsa para regar con una escalerita, piscina.
Si baja de 400.000€ o esta en medio del Gobi o es para echarse a temblar.
Lo mejor es cuando pone “posibilidad de luz y agua”, que maravilla.
Aqui algunas fotos de ofertas reales de un “chalet” con piscina por 150.000 euros de nada…
piscina
chalet

Seguro que habéis sufrido mas de una vez estos engaños, y que tenéis mas de una para contar.Para eso teneis los comentarios 🙂

La verdad es que me gustaría que pasase como en Japón donde los inmuebles cuestan ahora bastante menos que en 1991 ;o en menor medida como en Inglaterra, donde llevan bajando mas de un año o en Usa, como ya comentabamos aquí.
Que reviente todo y se vayan a la mierda todos los especuladores y gentuza varia que trata de venderte 4 ladrillos a precio de lingote de oro.

En Japón también hubo mucho “listo” que dijo que nunca bajarían los precios,que era imposible dada la falta de suelo, y que como mal menor se mantendrían.Igualito, igualito a lo que cada vez oigo mas por aqui…

Por ultimo, aquí podéis ver un grafico muy significativo comparando los precios en Japón entre los años 1980-2005 y los de algunos países donde esta subiendo (y donde encaja la situación de España a la perfección), entre el 1995 y el 2005.
A ver si hay suerte y se repite esa tendencia en los mercados inflados actuales.

burbujajapon